Vista general de la zona que se conoce popularmente como parque wifi, en el Nou Llevant. | Pere Bota

9

El Ayuntamiento de Palma está estudiando la posibilidad de instalar cámaras de vigilancia en el interior del polémico parque Wifi de Palma. Con estos dispositivos se pretende dotar de medios técnicos a la Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía con la finalidad de erradicar los hechos violentos que allí se produzcan.

Las obras del vallado del parque Wifi de Palma avanzan a buen ritmo. Según fuentes próximas a Cort está previsto que el cierre perimetral completo del conflictivo recinto concluya a finales del mes de febrero.

Los cuerpos policiales confían en que cerrar por las noches las instalaciones contribuirá en buena parte en reducir el número de actuaciones, peleas, botellones incontrolados y que integrantes de grupos o pequeñas bandas latinas campen a sus anchas.