Un agente de la Guardia Civil, en la Comandancia de Palma, junto a un palé con paquetes de cocaína intervenidos en el velero ‘Kayros’. | Alejandro Sepúlveda

4

El velero ‘Kayros’, de 13 metros de eslora, guardaba en su vientre, un falso hueco en el baño de la popa, un total de 600 paquetes con un kilo de cocaína cada uno. La Guardia Civil de Palma interceptó el barco a nueve millas de la costa de Fuengirola y detuvo a los dos tripulantes: un ibicenco y un lituano. La denominada ‘operación Rabbit’ avanzó con el transcurso de los meses y cayeron otras seis personas relacionadas con el mayor alijo incautado por el instituto armado en Balears. La Fiscalía reclama penas que suman 84 años de cárcel a la organización que trajo la droga procedente del Caribe con destino a Mallorca.

La red operó desde octubre de 2018, según el escrito del Ministerio Fiscal, hasta que la Guardia Civil torpedeó su misión el 19 de mayo de 2019 en aguas de Málaga. Mateo R., un español con el título de capitán de yate, navegó en octubre de 2018 a bordo del ‘Kayros’ junto a Lamoinas S., de nacionalidad lituana, hasta la isla Martinica. Los narcotraficantes llegaron al Caribe en diciembre y recogieron la cocaína para trasladarla hasta España. Mateo R. regresó a Mallorca en febrero de 2019 «por desacuerdos con los organizadores del viaje tras haber dejado la embarcación preparada para ocultar la droga», según la versión de la acusación pública. Antes de retirarse cobró 20.000 euros de adelanto por las actuaciones realizadas y quedaba pendiente de pago 1,8 millones.

La Guardia Civil constató que Mateo R. había sido contratado por otro procesado que realizaba labores de intermediación con los compradores de la sustancia y encargados de financiar la operación. La banda buscó a otro patrón y contrató a un ibicenco, Rafael C. Este hombre viajó hasta la isla Martinica en marzo de 2019 y se hizo cargo del traslado de la embarcación, junto a Lamoinas S., hasta España, donde fueron detenidos y encarcelados. 

El apunte

El valor de la droga asciende a casi 100 millones de euros

El valor de la droga intervenida por la Guardia Civil en el interior del velero ‘Kayros’ asciende a casi 100 millones de euros, según indica la Fiscalía en su escrito de acusación. Los paquetes de cocaína, de gran pureza, estaban camuflados con el anagrama de Louis Vuitton. La investigación llevada a cabo por el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) permitió la incautación del cargamento.