El restaurante chino, con la barrera medio cerrada.    | M. À. Cañellas

9

«No va más. Se acabó el juego señores». Agentes de la Policía Nacional con la colaboración de la Policía Local de Palma irrumpieron el pasado domingo en el interior de un restaurante chino donde se estaba celebrando una timba ilegal. El conocido establecimiento de comida oriental está ubicado en la calle Francisco Manuel de los Herreros, entre la plaza de las Columnas y la de Pere Garau. La Brigada del Juego de la Policía Nacional tuvo conocimiento de que en el interior del citado local se estaban celebrando timbas ilegales donde se apostaban importantes cantidades de dinero.

Todo ello se hacía desde la máxima clandestinidad y secretismo. El problema surgió cuando, desde hace meses, los vecinos de la zona venían denunciando que en el citado establecimiento entraba y salía un gran número de personas –la gran mayoría de origen chino– a horas en las que el restaurante permanecía cerrado al público. De madrugada, los participantes de las timbas se enfadaban e iniciaban acaloradas discusiones que en algunas ocasiones llegaban a las manos.

Los investigadores del CNP solicitaron la colaboración a sus compañeros de la Policía Local para entrar en el local y de paso comprobar si el establecimiento cumplía con las medidas sanitarias y cumplimiento de ordenanzas municipales. Al entrar, los policías encontraron una gran cantidad de fichas y cartas. Se levantó la correspondiente acta de sanción por juego ilegal. Los agentes encontraron comida en mal estado y caducada desde hacía años, sin etiquetaje de la Unión Europea e incluso basura por la cocina. En ese momento se cerró el local. Sanidad realizará una inspección más completa.