Centenares de conductores estacionan en línea amarilla. | Alejandro Sepúlveda

8

El aeropuerto de Palma no dispone en la actualidad de servicio permanente de Policía Local a pesar de estar catalogado el recinto aeroportuario como instalación crítica. El problema surgió a mediados del año 2017 cuando se rompió el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Palma y AENA. A partir de ese instante, con las relaciones totalmente rotas, el área de Seguretat Ciutadana retiró a sus policías del exterior de Son Sant Joan.

Fuentes oficiales de Cort han confirmado a Ultima Hora que al carecer de convenio regulador, el cuerpo policial solo acude al aeropuerto cuando es requerido y dentro de las competencias de la Policía Local de Palma. Es decir, que cubren los servicios mediante policías comunitarios y no están a disposición permanente de AENA para multar o retirar coches con la grúa de forma indiscriminada, tal y como se pretendía desde la red de Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea.

Tras la pandemia, la terminal aeroportuaria está retomando su actividad habitual. A diario, es habitual centenares de coches en doble fila o estacionados en un margen de la carretera sobre una línea amarilla esperando la llegada de sus familiares. De hecho, hay coches que permanecen allí varias horas o días inclusive al conocer sus conductores que la Policía Local no actúa de oficio al carecer de convenio. Fuentes de AENA han confirmado a este periódico que en la actualidad no hay convenio firmado con el Ayuntamiento y que si tienen algún problema llaman a la Policía Local de Palma y estos «vienen cuando pueden», concluyen.