Los tres acusados del violento robo, este viernes, en un juzgado de lo Penal de Palma | Juan P. Martínez

14

Tres italianos, que integraban una de las bandas del Rolex que actuaban en la Isla, aceptaron este viernes en un juzgado de lo Penal de Palma penas que suman en conjunto ocho años de prisión tras reconocer que fueron los autores de un violento robo a un turista alemán, al que le sustrajeron un reloj valorado en 40.000 euros el pasado 9 de mayo en el Passeig Marítim. Los acusados, que actuaron con la ayuda de otros dos compatriotas, saldrán de la prisión de Palma, donde se encontraban desde que fueron detenidos, tras el acuerdo que alcanzaron sus abogados, Michele Munafó y Jaime Calvar, con la Fiscalía.

El suceso ocurrió sobre las 17.00 horas. En ese momento, un turista alemán salió de comer de un restaurante del Passeig Maritím y fue abordado por tres varones para robarle el reloj que previamente habían observado en su muñeca. Para sustraerlo le agarraron por el cuello y el abdomen. Uno de los delincuentes fue neutralizado por testigos del asalto mientras que los otros dos escaparon con dos motocicletas alquiladas por otros dos procesados, que también reconocieron los hechos a través de videoconferencia.

Antes de la vista, los tres principales acusados consignaron en el juzgado 4.450 euros, que les sirven como atenuante. La pena de prisión queda suspendida siempre y cuando abonen el resto de la cantidad hasta llegar a 40.220 euros, en un plazo de 22 meses a contar a partir de abril, y la prohibición de regresar a España en los próximos cinco años.