El joven, durante el juicio. | Juan P. Martínez

2

Un joven de 23 años ha aceptado este martes una condena de seis años de cárcel tras ser interceptado el pasado julio en el aeropuerto de Palma llevando 126 envoltorios de cocaína en el interior de su cuerpo. En la vista celebrada en la Audiencia Provincial de Baleares, su defensa y la Fiscalía han llegado a un acuerdo por el que el procesado ha reconocido los hechos y se ha evitado la celebración del juicio.

Así, el joven ha aceptado una condena de seis años de prisión por un delito contra la salud pública, si bien la defensa ha solicitado sustituir parte de la pena de cárcel por la expulsión de España --el procesado es natural de Paraguay-- durante nueve años. La Fiscalía no se ha opuesto a esta petición.

El joven fue interceptado en el aeropuerto de Palma el 28 de julio de 2021, en la puerta de desembarque, cuando acababa de aterrizar de un vuelo desde Madrid. Tras un reconocimiento voluntario por exploración de rayos X, se comprobó que llevaba en su interior 126 envoltorios de plástico con casi un kilo de cocaína de gran pureza, con un valor total cercano a los 256.000 euros. También se le intervinieron 700 euros en efectivo.