El supuesto asesino de la joven Marta Calvo el día que fue conducido a los juzgados. | Efe

1

El juez de Instrucción 20 de Valencia ha acordado este jueves aplazar al 21 de octubre la declaración, en calidad de testigo, de la madre del supuesto asesino de Marta Calvo, que podrá además comparecer por videoconferencia desde Mallorca y evitar así el desplazamiento.

La madre de Jorge Ignacio P.J., principal sospechoso de la muerte de Marta Calvo y otras dos jóvenes, había pedido este jueves -un día antes de su comparecencia- al juez que le permitiese declarar mañana por videoconferencia desde Palma, la ciudad mallorquina en la que reside.

Según una providencia el juzgado ha acordado el aplazamiento «por estimar justificada dicha petición de la testigo, por motivos económicos y gravosidad en el desplazamiento desde Palma de Mallorca».

El titular de este juzgado la citó en calidad de testigo el pasado 5 de octubre, a petición de las acusaciones particulares, para que respondiese a las preguntas que hubiesen de formular las partes.

Esta declaración fue solicitada por los letrados de las acusaciones particulares, Pilar Jové y Juan Carlos Navarro, y acordada por el juez instructor a la tercera, ya que la había rechazado en dos ocasiones anteriores.

Jové, la abogada que representa a la madre de Marta Calvo, justificó la petición de declaración de la madre del sospechoso a partir de la declaración de un amigo del detenido ante la Guardia Civil que afirmó que «si alguien sabe algo, evidentemente es la madre».

También la había pedido el abogado Juan Carlos Navarro, quien representa a varias mujeres que sobrevivieron a los encuentros sexuales con cocaína con el detenido, sobre la base de un informe psiquiátrico incorporado recientemente a la causa que indica que la madre no aprobaba su estilo de vida y que a su juicio evidencia un alto nivel de complicidad entre ambos.

La madre del detenido residía en el momento de los hechos (y también en la actualidad) en Mallorca, aunque se tiene constancia de que estuvo el fin de semana posterior a la desaparición de Marta Calvo con su hijo en Manuel (Valencia) -puesto que era el cumpleaños de este- en la misma vivienda en la que, según la versión de su hijo se produjo la muerte de Calvo y el posterior descuartizamiento de su cuerpo.

Las acusaciones particulares tienen previsto recurrir esta resolución, según han confirmado.