La vista tuvo lugar en una sala de lo Penal de Palma.  | A. Sepúlveda

5

Siempre le adelantaban el dinero, pero nunca llegaba a realizar el trabajo que había pactado. Un albañil admitió este viernes ante la jueza de lo Penal número 4 de Palma que entre los años 2012 y 2018 estafó a un total de siete personas en Sóller por importe de casi 9.000 euros.

El acusado, de nacionalidad española y que ahora reside en Andalucía, aceptó un año de prisión por estos hechos. Antes de la vista varios perjudicados habían cobrado el dinero defraudado.

Los delitos se remontan en sus inicios a marzo de 2012. En esa ocasión, la primera, un hombre le entregó a cuenta 3.500 euros para una reforma en su casa. La inició pero de manera defectuosa no finalizándola después. En 2016 volvió a la carga, en esta ocasión con una mampara de ducha que nunca instaló, pero que cobró como si lo hubiera hecho. Y así también durante 2017 y 2018 con varios aparatos de aires acondicionados, obras en baños y pequeños arreglos en viviendas. Todo ello en el municipio de Sóller. Siempre exigía el pago de parte del presupuesto.

Este viernes el acusado a través de videoconferencia se declaró autor de los hechos que le imputaban. Su abogado, Josep Perelló, alcanzó un acuerdo con la Fiscalía antes de la vista para que la pena quedara fijada en un año. La condena quedó suspendida durante tres años, siempre y cuando abone 6.742 euros a las víctimas en dicho periodo.