Guardias civiles investigando el martes las dos muertes, en Portocolom.  | A. Sepúlveda

7

Mark y Brandon, norteamericanos de 25 y 35 años, eran dos aventureros. Y quedaron fascinados cuando leyeron comentarios sobre la cueva des Cossi, entre Cala Mitjana y Cala sa Nau, en Felanitx. El martes llegaron expresamente a Mallorca para pasar todo el día practicando psicobloc en aquella gruta y regresar por la tarde a Barcelona. No volvieron.

La pareja de amigos viajaba con frecuencia y últimamente estaban en la Ciudad Condal. No eran profesionales de la escalada, según informaron este miércoles en fuentes de la investigación, pero tenían experiencia en la escalada y su material era de calidad.

En avión a Palma

Noticias relacionadas

Según los datos reconstruidos por los investigadores, los dos amigos tomaron un avión a Palma a primera hora del martes y en el aeropuerto alquilaron un coche en la compañía Goldcar. Con el GPS se guiaron hasta las inmediaciones de Cala Mitjana, en Felanitx, y luego aparcaron cerca de la cueva. Habían leído comentarios sobre la cavidad y estaban ansiosos por conocerla. En el vehículo de alquiler dejaron sus dos pasaportes norteamericanos y a las rocas se llevaron ropa, toallas y los teléfonos móviles.

El mar estaba picado, con fuerte oleaje, y comenzaron a escalar la cueva. Llevaban poco tiempo allí cuando ocurrió el accidente. Todo apunta a que uno de ellos cayó accidentalmente y se golpeó contra unas rocas. Su compañero, en un intento desesperado por rescatarlo, se lanzó al mar pero murió ahogado.

Unos testigos vieron un cuerpo flotando en el agua y dieron aviso al centro de emergencias del 112. Poco después apareció el otro cadáver. Ahora, se están agilizando los trámites para la repatriación de los dos cuerpos. La autopsia ha confirmado que uno de ellos presentaba fuertes golpes, al estrellarse contra las rocas, y el otro en cambio murió ahogado. En principio no hay constancia de que en Mallorca tuvieran amigos o familiares. El viaje relámpago acabó en tragedia.