La familia contó a la Policía que el joven tiene un problema de adicción a los videojuegos. | Pixabay

0

La Policía Nacional ha detenido en Palma a un joven de 18 años por agredir a su padre después de que éste no le permitiera salir por la noche para ir a jugar a videojuegos a casa de un amigo.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en Baleares en una nota de prensa, el suceso tuvo lugar este miércoles sobre las 23.00 horas, en el barrio de Bons Aires. Al joven se le imputa un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Al parecer, el joven le dijo a su padre que había quedado con un amigo para ir a jugar a videojuegos en su casa, pero el padre no se lo permitió al ser una hora tardía.

Ante la negativa, supuestamente el chico comenzó agredir a su padre y se dio aviso a la Policía Nacional. A la llegada de los agentes, vieron que el padre tenía inmovilizado a su hijo.

La familia contó a la Policía que su hijo tenía un problema de adicción a los videojuegos y se estaba volviendo agresivo.