Mirador De Sa Creueta, en Formentor. | P.L.P.

7

La Policía Local de Pollença y la Guardia Civil han levantado entres días más de un centenar de actas por incumplimientos de normativas COVID, aglomeraciones y fiestas ilegales.

En las últimas horas, según han explicado desde la Policía Local de Pollença, se han propuesto en las últimas horas una veintena de sanciones a personas que se congregaban al atardecer en la Talaia d'Albercutx.

En esta zona, han señalado, se congrega un gran número de personas para contemplar la puesta de sol y los agentes tienen que intervenir para evitar que las reuniones deriven en botellones y en incumplimientos de la normativa COVID.

Además, tanto el jueves como el viernes, los agentes tuvieron que intervenir en dos fiestas en propiedades particulares. En ambos casos, los policías tuvieron que esperar a que las personas abandonaran la propiedad para poder intervenir.

El jueves, alrededor de las 11.00 horas, los agentes llegaron a proponer unas 40 sanciones por una fiesta que se había prolongado durante toda la noche. Lo mismo sucedió la mañana del viernes, cuando sobre las 10.00 horas se levantaron más de 40 actas por otra celebración que había durado también toda la noche.