Agentes de la Policía Local de Palma acudieron al hotel tras recibir el aviso de que había un cliente que se negaba a pagar lo que debía. | J.S.R.

8

Vive en la Isla, pero había estado hospedado en un hotel de la Platja de Palma. No era un turista normal, al que están acostumbrados en los establecimientos de la zona. Pero la madrugada de este lunes quiso irse sin pagar y, después de agredir a cuatro policías locales, acabó detenido.

El arrestado, de 41 años y nacionalidad senegalesa, está acusado de amenazas, desobediencia grave y atentado. Debido al estado en el que los agentes se lo encontraron decidieron trasladarlo a la unidad de psiquiatría del hospital de Son Espases.

Recepcionista

El incidente se remonta a la 1 de la madrugada de ayer. El recepcionista de un hotel de la Platja de Palma, ubicado en la calle Amilcar, avisó a la Policía Local de que había tenido un desencuentro con un cliente porque este se negaba a pagar la factura. Cuatro agentes del servicio de refuerzo de playas acudieron al establecimiento.

Allí se encontraron al hombre que, en un primer momento, se mostró receptivo a marcharse de de manera pacífica, pero cuando le dijeron los policías que ellos irían a recoger sus cosas al cuarto todo cambió. El arrestado, que decía que se había dejado unos sombreros, enfureció e intentó dar un puñetazo a un funcionario, que al esquivarlo cayó al suelo y se golpeó en el rostro. Los compañeros fueron a auxiliarlo y recibieron puñetazos y patadas. Una vez esposado y cuando abandonaba el lugar le espetó al recepcionista «volveré y te mataré». Dado el estado que presentaba el detenido, los agentes optaron por llevarlo a la unidad de psiquiatría de Son Espases, donde quedó ingresado.