Previous Next
1

La Policía Nacional ha detenido a un pasajero, paraguayo de 23 años, en el aeropuerto de Son Sant Joan con 50 bolas de cocaína en su interior. El joven, visiblemente nervioso, había tomado tierra en la terminal aeroportuaria procedente de un vuelo 'caliente' de sudamérica.

Funcionarios pertenecientes al Puesto Fronterizo del Aeropuerto prosiguen con los controles férreos de frontera con la finalidad de detectar la posible llegada de delincuentes provenientes del extranjero, frenar la utilización de documentos falsos o falsificados de viaje así como de atacar la introducción de sustancias estupefacientes a través de los conocidos «muleros». Uno de los detenidos intentaba introducir droga en Mallorca como 'mulero'.

La policía 'caza' a un pasajero en Son Sant Joan con 50 bolas de cocaína en su interior

Llegado de Sudamérica fue detenido un varón del que los policías sospecharon pudiera ser portador de sustancias estupefacientes como 'mulero' (persona que se introduce en su interior ese tipo de sustancias para una vez salvados los controles preceptivos defecarla y entregarla a su destinatario) tras el intercambio de información correspondiente con sus homólogos de Barajas. Generalmente son personas a sueldo de una organización criminal.

Solicitada la colaboración del servicio de vigilancia aduanera aeroportuario y su sistema de rayos x se pudo confirmar la sospecha anterior. Una vez detenido el viajero e ingresado en el hospital fue expulsando hasta un total de 50 bolas de cocaína. Tras el incidente, el Grupo I del Grupo de Estupefacientes, se hizo cargo de las investigaciones. El peso aproximado de la droga era de casi 400 gramos.

Tres detenidos por llevar documentación falsa o sustraída

Por otro lado fueron detenidos tres ciudadanos albaneses que utilizaban documentos falsos y falsificados cuando pretendían viajar con ellos, uno de esos pasaportes había sido sustraído en Grecia, los otros documentos falsos eran italianos. Otros tres detenidos, uno por alterar el orden público y dos por reclamación judicial

Otros dos de los detenidos resultaron ser ciudadanos españoles, el primero se encontraba alterando el orden y que cuando acudieron los policías a tranquilizarle se enfrentó a ellos por lo que finalmente tuvo que ser reducido y detenido por resistencia. El segundo lo fue por reclamación judicial cuando aterrizaba procedente de Barcelona. El séptimo detenido, ciudadano británico, fue interceptado cuando llegaba procedentes de Reino Unido y resultó tener un orden de búsqueda y personación por un juzga. Uno por tener una prohibición de entrada en territorio español y otros dos por requisitorias judiciales

Este pasado martes se practicaron otras tres detenciones, esta vez de ciudadanos rumanos. Uno procedente de Reino Unido y que tenía pendiente prohibición de entrada en territorio español por haber sido expulsado anteriormente y representar un peligro para la seguridad pública, quien fue devuelto al aeropuerto de origen.
Las otras dos personas, mujeres, han sido detenidas por tener pendientes varias requisitorias de diferentes juzgados, ambas son delincuentes habituales de temporada.

Finalmente han sido rechazados en frontera y devueltos a su país dos ciudadanos británicos que viajaban sin pasaporte.