Casi 100 multas en Palma durante esta pasada madrugada en un operativo con dron ante las restricciones impuestas para frenar los contagios. | Youtube Última Hora

18

Cazados desde el aire. El dron policial se ha estrenado esta madrugada a lo grande y ha detectado botellones e infracciones antiCOVID en distintos puntos de Palma, principalmente el Paseo Marítimo, sa Feixina, Santa Catalina y la Platja de Palma.

El operativo conjunto de la Policía Local, la Policía Nacional y la Policía del Puerto ha permitido levantar un total de 93 actas, en el primer fin de semana de las nuevas restricciones por la pandemia.

Noticias relacionadas

Se han controlado, además, 138 coches, muchos de los cuales querían entrar en los polígonos de Can Valero o Son Castelló, pero estos centros industriales estaban cerrados y custodiados. En el despliegue ha sido detenida una persona y siete más han dado positivo en la prueba de alcohol. Además, los agentes han paralizado la actividad de tres prostíbulos de Palma que trabajaban a pleno rendimiento, de madrugada. Tres bares de copas han sido precintados y dos 'party boats' han sido denunciados.

Un dato significativo es que los policías han recogido más de 1.000 botellas y latas de alcohol, que habían comprado los jóvenes para beber en plena calle, algo que está terminantemente prohibido. Este sábado, de noche y de madrugada, continuará el operativo en toda la capital balear. Desde tierra y ahora también desde el aire.