Imágenes de la detención. | @policia

3

La Policía Nacional ha detenido al hombre que agredió a un sanitario el pasado jueves en el Metro de Madrid, quien ha perdido parte de la visión de uno de sus ojos a causa del fuerte golpe que le propinó el agresor tras pedirle que se pusiera la mascarilla.

Fuentes cercanas al caso han indicado a Efe que este lunes una persona ha acudido a los juzgados para declarar que conocía al presunto agresor y aportar sus datos personales.

De forma paralela, los investigadores han tomado declaración a los dos acompañantes de este individuo en el momento del ataque, que se produjo con un puño americano, según ha adelantado La Sexta y han confirmado a Efe fuentes policiales.

La agresión se produjo en la estación de Alto del Arenal, de la línea 1 del Metro, cuando el sanitario supuestamente le instó a ponerse la mascarilla.

En un vídeo que circula en redes sociales se aprecia cómo un hombre propina un fuerte golpe en la cara al sanitario. «Gilipollas, que te quede claro; ojalá te mueras», dijo el agresor a la víctima antes de abandonar el convoy.

Tras el suceso, Metro avisó a la Policía Nacional y al Servicio de Asistencia Municipal de Urgencias-Protección Civil (SAMUR-PC), que atendió a la víctima de la agresión y le trasladó al hospital 12 de Octubre, precisamente el centro donde trabaja.

Este lunes la víctima ha sido operado en el hospital, si bien hay que esperar a su evolución para conocer si ha perdido parte o la totalidad de la visión en uno de sus ojos.

Según las medidas vigentes, sigue siendo obligatorio el uso de la mascarilla en los medios de transporte público, incluidos andenes y estaciones de viajeros y teleféricos, al igual que en los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los turismos no conviven en el mismo domicilio.