Actualmente una dotación del parque de Bomberos del Granadal, se encuentra realizando labores de rastreo en el ent… https://t.co/hyoRqG0PYJ | Twitter: @cordobafire

2

El cuerpo sin vida de un joven de unos 20 años desaparecido ayer domingo cuando se bañaba en una zona prohibida en unas antiguas canteras de cemento de Córdoba ha sido encontrado este lunes por efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS).

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), anunció del hallazgo del cuerpo al final de la presentación del III Congreso Internacional de Prevención de Ahogamientos (CIPREA), que se celebrará en Córdoba entre el 15 y el 17 de octubre organizado por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

El joven se bañaba la tarde del domingo en una zona prohibida, conocida como Lago Azul, situado en un paraje de propiedad privada conocido como Canteras de Asland, por el nombre de la empresa a la que pertenecieron en su día, donde, según indicó el Ayuntamiento de Córdoba, está señalizada la prohibición del baño.

Los amigos del joven, de origen magrebí, según concretaron a Efe fuentes municipales, denunciaron su desaparición sobre las 18.30 horas de este pasado domingo, tras lo que se activó un dispositivo de búsqueda desde el agua por efectivos del Servicio de Extinción y Salvamento del Ayuntamiento de Córdoba (SEIS) y desde tierra por la Policía Local y la Policía Nacional.

Al comprobar que el cuerpo podría estar hundido en el lago, con una profundidad que puede alcanzar los quince metros, se requirió la presencia de los GEAS, que lo han localizado sobre las 13.00 horas de este lunes.

Fuentes conocedoras del espacio acuático han dicho a Efe que el Lago Azul es un lugar extremadamente peligroso para el baño, primero por la composición del agua, con gran cantidad de azufre, lo que le da el color que le asigna el nombre, y después por la presencia de dos zonas con torbellinos de agua y de elementos industriales hundidos que no son visibles desde la superficie.