El acusado, en el juicio que se celebra la mañana de este martes en la Audiencia de Palma. | Guillermo Esteban

Un hombre ha negado en la Audiencia de Palma haber abusado sexualmente de la hija de 4 años de un amigo en su domicilio de Manacor. El acusado, de 49 años y origen ecuatoriano, ha explicado que nunca realizó tocamientos a la menor. «Jamás sucedió. Sé lo que ha dicho y no sé por qué lo ha dicho. Llevo tres o cuatro años con esto que no me deja dormir. Yo ya estoy que no puedo más».

Los hechos denunciados habrían tenido lugar en el año 2017 en el interior de la planta baja del procesado en Manacor. La Fiscalía sostiene en su escrito que el hombre aprovechó varias ocasiones en las que se encontraba a solas con la niña para someterla a tocamientos. El acusado ha relatado que sigue siendo amigo de padre de la menor. «Él era una gran persona para mí y la verdad es que esto ha hecho que nos distanciáramos un poco».

El hombre ha comentado que solo coincidió «dos o tres» veces con la perjudicada en su casa y que siempre había cinco niños en casa, los dos hijos de su amigo y los tres suyos. Además, ha añadido que nunca se quedó a solas con la supuesta víctima. La madre de la menor interpuso una denuncia por un presunto delito de abusos sexuales cuando tuvo conocimiento de lo sucedido.

La declaración de la menor se está llevando a cabo en estos momentos a puerta cerrada en la Sección Primera de la Audiencia de Palma.

La Fiscalía pide una condena de cinco años y medio de cárcel para el hombre y que indemnice a la perjudicada con 3.000 euros por los daños morales ocasionados. El ministerio público también solicita una medida de libertad vigilada y una orden de alejamiento durante diez años.