Los efectivos han cortado calles y están controlando los vehículos que se dirigen a la zona para evitar aglomeraciones de jóvenes. | Alejandro Sepúlveda

19

Minutos después de que Oyarzabal clasificara a España para las semifinales de la Eurocopa, la Policía Local de Palma, con la colaboración de la Policía Nacional, cerró ayer todos los accesos al polígono de Son Castelló. La ofensiva policial contra el botellón tras las quejas de los empresarios de ASIMA se inició con las últimas luces del día.

Los agentes se distribuyeron por las distintas rotondas para cerrar el tráfico y evitar que se produjeran aglomeraciones de jóvenes.

–Hola, buenas noches. Aquí no se puede entrar alcohol.

Un agente de la Policía Nacional informaba al conductor de un Seat León de color rojo que no podía acceder al polígono con las botellas de alcohol que lleva en el maletero.

Agentes de la Policía Local de Palma antes del inicio del dispositivo

En la rotonda de la calle Setze de Juliol seguían los controles y la Policía Local detuvo a un Ford Ecosport blanco en el que viajaban dos hombres, una mujer y un menor. El conductor iba indocumentado y lo sometieron a una prueba de alcohol. Positivo. Doblaba la tasa. Eran las 22.30.

Un helicóptero de la Policía Nacional sobrevolaba la ciudad y alumbraba las calles del polígono de Son Castelló. Estaban vacías.

Un helicóptero también ha participado en el operativo. Foto: M.A.C.