Una mujer, herida grave tras ser atropellada por un autobús de la EMT en Palma. | A. Sepúlveda

14

Una mujer de unos 55 años de edad resultó herida grave este viernes tras ser arrollada por un autobús de la EMT en las Avenidas de Palma, junto a la plaza de España. La Policía Local ha abierto una investigación para aclarar si la peatón entró en el carril bus o si se encontraba sobre la acera, en el borde, y el vehículo pesado la golpeó.

Los hechos, tal y como adelantó en su web Ultima Hora, tuvieron lugar pasado el mediodía, justo en la parada del autobús del cine Augusta, en dirección al centro de Palma.

La mujer fue arrollada y quedó tendida junto al bordillo de la acera. El conductor fue el primero en alertar de lo ocurrido y otros testigos pidieron ayuda al 112.

Despliegue

Hasta las Avenidas se desplazaron dos ambulancias del 061 y varias dotaciones del cuartel de San Fernando, que comenzaron a regular el tráfico y a entrevistarse con el chófer mientras los médicos y sanitarios atendían a la peatón.

La víctima había recibido un golpe muy fuerte en la cabeza, aunque no está claro si fue por el impacto del autobús o en su caída contra el asfalto. Estaba consciente, pero aturdida. Los facultativos le colocaron un collarín y la movieron con una camilla especial, en previsión de que pudiera haber sufrido alguna lesión en la columna.

Los agentes municipales, por su parte, trataron de reconstruir los segundos previos al accidente. La hipótesis principal, pero todavía por confirmar, es que la señora caminaba por la acera y en un momento dado, quizás porque había otros peatones, pisó el carril bus y fue en ese momento cuando la atropelló el vehículo.

Los investigadores revisarán las cámaras de la plaza de España

Los investigadores de la Policía Local de Palma tenían previsto ayer revisar las cámaras de tráfico que hay en la plaza de España. Se trata de uno de los centros neurálgicos de la capital más vigilado, por lo que las imágenes podrían confirmar o descartar si la peatón llegó a bajar al carril bus frente a la parada de la EMT. Tras el atropello, numerosos curiosos se acercaron al lugar del accidente, pero la Policía Local los dispersó para evitar aglomeraciones y que se respetaran las distancias sociales por el tema de la COVID.