Agentes del Grupo Alazán de la Policía Nacional, Patrulla Verde (Policía Local de Palma) e inspectores de Turisme i Sanitat del Govern balear disolvieron un macrobotellón en la plaza Drassanes de la capital balear. | Youtube Última Hora

31

Desmadre en La Lonja y Paseo Marítimo de Palma. Agentes del Grupo Alazán de la Policía Nacional, Patrulla Verde (Policía Local de Palma) e inspectores de Turisme i Sanitat del Govern balear disolvieron un macrobotellón en la plaza Drassanes. En el mismo, en los puntos más álgidos, contaba con la participación de más de 300 personas.

Esta improvisada fiesta tuvo lugar el sábado por la tarde y se prolongó durante varias horas. En torno a las 21.30 horas, el dispositivo policial anticovid solicitó refuerzos y se personaron varias patrullas de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción). A su llegada, muchos de los jóvenes que allí se agolpaban salieron corriendo para evitar ser sancionados. Los mismos iban sin mascarillas, sin respetar las medidas de seguridad y, muchos de ellos, abrazándose y bailando juntos.

Fueron muchos los vecinos que contactaron con este periódico y nos facilitaron vídeos de los excesos. Las llamadas se multiplicaban a medida que pasaban las horas. Una vez disuelto el macrobotellón los agentes abandonaron el lugar. Unos minutos más tarde, los antidisturbios tuvieron que regresar de nuevo porque los jóvenes habían vuelto a juntarse.

A escasos metros de ese lugar, en un conocido local de moda del Moll Vell se detectó que los dueños del establecimiento habían montado una fiesta con DJ's donde había personas bailando sin respetar ninguna medida de seguridad y no hacer uso de las mascarillas. Los agentes procedieron a levantar las correspondientes actas de sanción.

Noticias relacionadas