La Guardia Civil montó un gran operativo en la comarca de Inca el viernes por la tarde noche. | A. Sepúlveda

4

«Me interesa tu artículo. ¿Cuándo podemos quedar?». La Guardia Civil detuvo en la noche del viernes al sábado a un atracador armado que buscaba a sus víctimas entre anunciantes de internet que ofrecían productos de segunda mano en conocidos portales digitales. De momento hay constancia de que ha actuado en Lloseta y en Marratxí, pero se sospecha que puede estar implicado en otros muchos delitos.

Según ha podido saber Ultima Hora de fuentes judiciales, el viernes por la tarde saltaron todas las alarmas después de que dos personas denunciaran, con escaso margen de tiempo, que un ciudadano italiano con el que habían quedado para vender artículos los había atracado a punta de pistola.

En un coche

El modus operandi siempre era el mismo. En el caso de Lloseta, el supuesto comprador quedó con la víctima cerca de la estación del tren y, al encontrarse, la hizo subir a un Nissan Almera que conducía. Supuestamente era para charlar un momento sobre el producto ofrecido y comprobar que estaba en buen estado, pero en realidad era una trampa. El vendedor fue encañonado con una pistola y el delincuente se llevó la cámara fotográfica sin abonar un euro.

Poco después contactó con otro anunciante, esta vez en Marratxí. Estaba interesado en comprar una consola de videojuegos, pero cuando se encontró con el vendedor repitió la jugada: lo subió al Nissan y lo atracó encañonándole con el arma corta.

El sospechoso era un italiano con barba, de un metro y setenta centímetros de estatura, complexión normal y cabello castaño. Pero lo más importante fue que las dos víctimas pudieron dar la matrícula del coche que conducía. Se trata de un modelo del que quedan pocas unidades circulando por las carreteras de la Isla, por lo que la Guardia Civil montó en la comarca de Inca y otras zonas un gran dispositivo y finalmente localizó el turismo y detuvo al atracador.

Aumento de incidentes por la compraventa de artículos de segunda mano en la red

De un tiempo a esta parte, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han registrado un aumento en los casos de incidentes penales en las operaciones de compraventa de artículos por internet. En la mayoría de los casos se trata de estafas más o menos cuantiosas, pero también se ha dado el caso de delincuentes sexuales que buscan a sus víctimas entre anunciantes de distintos artículos de segunda mano. La Policía Nacional y la Guardia Civil recomiendan siempre que la cita sea en lugares públicos y muy transitados.