El docente, este lunes, en la Audiencia Provincial de Palma. | A. Sepúlveda

El profesor de matemáticas al que la Fiscalía acusa de abusar de una decena de alumnas en un colegio de Palma entre 2016 y 2018 ha negado que los contactos que tenía con las chicas albergaran una intención sexual. «Sí he tocado, pero era en plan cariñoso. Para nada eran caricias como dicen», explicó al tribunal en la primera sesión del juicio este lunes en la Audiencia Provincial.

El ministerio público reclama una condena de 24 años de cárcel para el hombre y que indemnice a cada una de las víctimas con 600 euros por los daños morales ocasionados.

El docente, de 64 años y que fue detenido a raíz de las denuncias de las perjudicadas, ha explicado que se sentía «bien valorado» por todos sus alumnos y ha admitido que había algunos que se quejaban de él, pero «porque olía a tabaco».

Los hechos se habrían producido entre 2016 y 2018 cuando las estudiantes tenían entre 12 y 17 años. La acusación pública sostiene que Manuel J. A. realizaba tocamientos por debajo de la ropa a las menores y les hacía comentarios como que provocaban con el uniforme del colegio tan corto o que en lo primero que se fijaba en una mujer eran los pechos.

Noticias relacionadas

A otra presunta víctima, de 12 años, que tenía una discapacidad de un 34 por ciento, le manifestó que le apetecía tener sexo con ella y, al menos cinco veces durante el curso 2016/2017, se le acercó a la hora del patio para tocarle los pechos. La Fiscalía también señala que a una de las perjudicadas le tocó el culo mientras hacía ejercicios en la pizarra y que en diversas ocasiones le manoseó el pecho. El centro apartó al acusado al tener conocimiento de las denuncias de las chicas.

Está previsto que el juicio se prolongue hasta el próximo miércoles en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma.