El accidente ocurrió en la autovía de Inca en 2017. | Redacción Sucesos

1

Un juzgado de Palma ha aceptado la reclamación presentada por el conductor de un ciclomotor que fue arrollado por una furgoneta en la autovía de Inca. La sentencia multiplica por 13 la cantidad que el seguro tiene que abonar al perjudicado, de los 8.000 que ofrecía de forma inicial el seguro de la furgoneta hasta los 110.876 euros que fija la resolución.

La víctima tenía 21 años cuando ocurrió el accidente, el 11 de noviembre de 2017. El ciclomotor circulaba por la autovía entre Santa María y Consell. Una furgoneta que llegaba desde el Camí Camada del Terme se incorporó a la vía principal y no respetó la prioridad de paso de la moto y se la llevó por delante. El conductor del ciclomotor salió despedido hasta una finca junto a la vía. Fue asistido por la Guardia Civil y una ambulancia y sufrió graves daños en el accidente. Como consecuencia de éstos tuvo que ser operado en varias ocasiones y arrastra secuelas en una pierna que le implican una «moderada» pérdida de calidad de vida.

A pesar de la juventud del conductor y de la gravedad de las secuelas, la compañía de seguros sólo le ofreció una indemnización de poco más de 8.000 euros. De esta forma, asesorado por el abogado Manuel Molina, del bufete Molina-Sedlex, tuvo que plantear una demanda contra la compañía. Una vez iniciado el procedimiento judicial, la aseguradora fue ampliando sus ofertas, pero siempre por debajo de lo que ha marcado el magistrado en su sentencia tras el juicio, donde ya solo discutía el importe por el perjuicio moral por pérdida de calidad de vida. La resolución es firme.