El juicio tendrá lugar próximamente en un juzgado de lo Penal de Palma. | A. Sepúlveda

4

Un albañil afronta una pena de dos años de prisión acusado de estafar a un matrimonio con una obra de reforma en una vivienda en Palma que tenía que haber realizado en junio de 2019.

El acusado, según Fiscalía, se quedó con 700 euros, el 50% del presupuesto de la primera parte de la reforma, y nunca más se puso en contacto con los perjudicados ni les devolvió el dinero.

La acusación pública relata en su escrito de acusación que el procesado concertó con los denunciantes realizar una reforma en su piso, ubicado en la calle Roure de la capital balear. Fijaron el precio y el padre de uno de los perjudicados abonó por adelantado 700 euros de la primera parte de las obras. Tras recibir el dinero, el imputado nunca se presentó en el inmueble para realizar los trabajos encomendados.

A pesar de los esfuerzos para contactar con él, el matrimonio afectado no recibió respuesta a las llamadas que realizaron al albañil ni tampoco contestó a los WhatsApps. El empresario fue detenido días después. El juicio tendrá lugar próximamente en Palma.