Los bomberos, trabajando en la extinción de las llamas. | Redacción Sucesos

2

Efectivos de la Policía Portuaria y de los bomberos sofocaron un incendio que se declaró en un camión que acababa de llegar al puerto de Palma.

Se da la circunstancia de que el vehículo pesado estaba cargado de lo que más necesitaban en esos momentos los equipos de emergencia: agua.

Los hechos ocurrieron a las cinco de madrugada del jueves, cuando el camión desembarcó en el Dique del Oeste y una rueda delantera izquierda quedó envuelta en llamas.

Además de los policías del puerto y los bomberos, también se movilizaron agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Entre todos, consiguieron sofocar el fuego y que no se propagara a todo el camión.

Durante las tareas, los efectivos abrieron la carga del vehículo por si era peligrosa y había riesgo de explosiones, pero comprobaron que eran botellas de agua mineral para una conocida cadena de supermercados.