Los dos hombres admitieron los hechos en una sala de Vía Alemania en Palma. | A. Sepúlveda

7

El 16 de noviembre de 2019 el Auditorium de Palma albergó el espectáculo ‘Forever, King Of Pop’, un tributo a Michael Jackson. Allí se congregaron cientos de admiradores del artista californiano. Pero hubo algo que turbó a los espectadores. Dos hombres, nada más empezar la función, empezaron a saltar y gritar, enfadando al resto de asistentes. Al final tuvo que intervenir la Policía Nacional.

Una vez allí los agentes, los dos acusados se encararon con los funcionarios y acabaron a golpes. Los procesados, de origen argentino, admitieron los hechos y se conformaron con seis meses de prisión y una multa de 540 euros cada uno por los delitos de resistencia y lesiones.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 20.45 horas. Los varones fueron avisados en repetidas ocasiones por los trabajadores del Auditorium, pero como si nada. Bailaban, saltaban y gritaban, sin respetar al resto de espectadores.

En un descanso fueron recolocados en la parte superior de la sala para evitar problemas, pero poco cambió. Ellos siguieron igual. Tanto que se tuvo que requerir presencia policial. Llegaron dos patrullas y la situación empeoró. Los dos acusados se encararon con ellos al tiempo que le decían «De aquí no me vais a sacar. ¿Agente de qué? Agente de puta madre», dijo uno a los policías. Tras unos minutos de tensión verbal, se pasó al contacto físico.

Cuando fueron a detenerlos los agentes tras no cesar su mal comportamiento, uno de ellos empujó a un policía y el otro se abalazó de igual forma sobre un funcionario, acabando en el suelo. Los cuatro agentes resultaron con lesiones. Los dos procesados reconocieron los hechos en una sala de lo Penal y aceptaron medio año de cárcel y una multa de 540 euros cada uno.