'El Ico', en el juicio celebrado la mañana de este martes en Vía Alemania. | Guillermo Esteban

14

'El Ico' ha aceptado este martes un año de cárcel por conducir sin carnet a gran velocidad y atracar a un conductor a punta de pistola para robarle el móvil, en Son Banya, a principios de 2017. El hijo de 'La Paca', de 34 años, se ha declarado culpable en el juicio celebrado en una sala del juzgado de lo Penal número 3 de Vía Alemania y también ha admitido 40 días de trabajos comunitarios.

El juez ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas ya que el procedimiento estuvo paralizado entre el 11 de enero de 2018 y el 15 de febrero de 2019 por causas no imputables al acusado. El magistrado también ha apreciado la agravante de reincidencia respecto al delito de conducción sin carné.

La fiscal reclamaba inicialmente una pena de cuatro años y tres meses de cárcel para 'El Ico', pero esta mañana ha rebajado su petición tras llegar a un acuerdo con su abogado defensor, Julio Romero Nieves.

El asalto ocurrió el 13 de febrero de hace cuatro años. ‘El Ico’, que acumula siete condenas por conducir sin permiso, circulaba sin carné por la carretera vieja de Sineu en un Volkswagen Polo de alquiler. Cuando llegó a la rotonda, golpeó a un Kia Sportage y el conductor le persiguió hasta la entrada de Son Banya.

El acusado se bajó del vehículo y se dirigió al coche de la víctima que, al reconocer al hijo de ‘La Paca’, no quiso hacer parte y le dijo que correría con los gastos de los desperfectos.

‘El Ico’ enseñó una pistola al conductor, se apropió de su Samsung S7 y huyó. Al día siguiente, el acusado iba por la Ma-30 y, al percatarse de la presencia de la Policía Nacional, emprendió la huida a gran velocidad en dirección contraria hasta adentrarse en Son Banya. Una vez allí, recorrió las calles del poblado hasta que varias unidades policiales le cerraron el paso. Efectuó marcha atrás y golpeó a uno de los vehículos de los agentes para intentar escapar, pero acabó detenido.

El hijo de 'La Paca' deberá indemnizar a la empresa de alquiler de coches con 455 euros por los daños ocasionados en el Volkswagen Polo.