25

Uno de los agentes encarcelados tras la agresión a un padre y su hija en plena calle, en Linares (Jaén), ha aparecido en un nuevo vídeo en las redes sociales. Fue grabado momentos después de los sucesos violentos, y este reconocía «nos ha buscado la boca y se la ha encontrado».

Los reveladores comentarios del agente, ahora en prisión, responden a los de otro hombre, un supuesto familiar de las víctimas de la brutal agresión y han causado revuelo en las redes sociales, después de que el titular del juzgado número tres de Linares ordenara este pasado domingo el ingreso en prisión de los dos policías nacionales detenidos el viernes por agredir, cuando estaban fuera de servicio, a un hombre y a su hija de 14 años en la terraza de un bar de la localidad, un incidente que provocó graves disturbios en la ciudad.

Noticias relacionadas

Tanto el agente como el subinspector, a los que se les retiró la placa y la pistola el mismo día de la agresión, se negaron a declarar ante sus compañeros de la Policía en Linares, aunque sí lo hicieron ante el juez, por videoconferencia, desde la Comisaría Provincial de Jaén, a donde fueron trasladados por seguridad al registrarse protestas ante los juzgados donde debían ser llevados.

Los hechos tuvieron lugar el viernes sobre las siete de la tarde en la terraza de un bar de Linares cuando los dos policías fuera de servicio agredieron a un hombre y a su hija de 14 años tras un pequeño encontronazo, mientras eran grabados por varios testigos, que han difundido los vídeos a través de las redes sociales.

El hombre agredido sufre lesiones en la cara, fractura en la nariz, puntos en una ceja y ayer tuvo que volver a ser ingresado en el Hospital San Agustín de Linares por problemas en una córnea, y aunque ha vuelto a ser dado de alta temen que pueda perder visión del ojo.

La menor de 14 años, que salió en defensa de su padre, recibió varios golpes y tiene una fisura en un brazo y un ojo hinchado por un puñetazo.