La mujer ha sido condenada por un juzgado de lo Penal de Vía Alemania de Palma. | Alejandro Sepúlveda

11

Una mujer, de nacionalidad senegalesa, ha sido condenada a medio año de prisión por suplantar la identidad de una compañera de piso para así ser contratada por una empresa de limpieza de Palma. La acusada admitió los hechos en una sala de lo Penal de Vía Alemania y aceptó la pena impuesta por la juez.

Los hechos se remontan al mes de abril de 2018. La procesada, de 36 años, se apoderó del permiso de residencia, la libreta bancaria y del número de teléfono de su compañera de piso para así poder ser contratada en una empresa de limpieza de la capital balear. Lo consiguió y estuvo trabajando casi dos meses, pero en octubre de ese mismo año fue detenida.

La fémina ha sido sentenciada a seis meses de cárcel como autora de un delito de falsedad en la modalidad de usurpación del estado civil. Tras la petición de su abogada, la juez, sin que la Fiscalía se opusiera a ello, suspendió la pena privativa de libertad por plazo de dos años.