La inspectora Janka Jurkievicz, encarrila su ascenso profesional. | Alejandro Sepúlveda

35

Sentencia sin precedentes en España. Tras varios meses de lucha, la inspectora Janka Jurkiewicz, exjefa del Gabinete de Comunicación y actual responsable de la UFAM (Unidad Familia Mujer) de la Jefatura de Palma, ha logrado ganar una batalla en los tribunales y encarrila su ascenso a inspectora jefa.

Jurkiewicz, fue suspendida durante la entrevista personal realizada en el concurso oposición para promocionar al cargo de inspectora jefa. El tribunal decidió suspenderla y declararla “no apta” en lo que el magistrado cataloga como una “absoluta arbitrariedad” al entender que han quedado acreditado que estaba preparada para desempeñar las labores del futuro puesto, mucho más, cuando lleva ejerciendo durante años esas funciones en la Jefatura al frente de la UFAM, una de las unidades de élite de la Policía Nacional.

La noticia, publicada en primicia por La Vanguardia, recoge la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid donde explica cómo la demandante se presentó a una oposición interna en la convocatoria de 2016, después de haber pasado por varias jefaturas policiales. El proceso selectivo constaba de tres fases: calificación previa o concurso, pruebas de aptitud profesional y curso de formación profesional.

La inspectora Janka fue declarada no apta en una entrevista personal tras pasar la fase anterior con una nota superior a la media de sus compañeros. Ahora, la sentencia obliga a la Policía Nacional a que la inspectora sea aprobada y admitida al curso de ascenso. De hecho, la antigüedad en el cargo se retrotrae a la fecha que hubiera aprobado una vez que se supere el curso, es decir, el año 2018.

La sentencia, pionera en España por sus características específicas, crea jurisprudencia y abre una puerta a posibles recursos de otros compañeros.