Celestino Rodríguez, custodiado por agentes de la Guardia Civil, en los juzgados de Manacor. | Alejandro Sepúlveda

7

Celestino Rodríguez vivía en la indigencia cuando conoció a Veronika Hoffmann alimentando a gatos callejeros en la zona de es Carregador, en la Colònia de Sant Jordi, en 2019. La mujer acogió al hombre, español de 60 años, en su domicilio de la avenida Primavera, una planta baja donde residía con una decena de gatos y un perro. El 22 de septiembre de ese año, tras cerca de un mes de convivencia, Celestino asesinó a puñaladas a Veronika, de 59 años y origen alemán.

La Fiscalía pide una condena de 16 años de prisión para el agresor por un delito de asesinato. El ministerio público aprecia la circunstancia atenuante de confesión después de que el autor del crimen machista reconociera los hechos. El acusado deberá indemnizar a los dos hijos de la víctima con 100.000 euros para cada uno.

Muere una mujer alemana apuñalada por el hombre al que sacó de la indigencia.

El asesinato ocurrió sobre las 6.30 horas, según la versión de la Fiscalía. El hombre aprovechó que Veronika se encontraba en la terraza para ir a la cocina y coger un cuchillo. De forma sorpresiva, sin que la mujer pudiera defenderse, la apuñaló en el tórax y en el abdomen. Los gritos de la víctima rompieron la calma de la avenida Primavera de la localidad. Varios vecinos observaron al asesino por las inmediaciones de la vivienda con un cuchillo lleno de sangre y avisaron a los equipos de emergencias.

Una patrulla de la Guardia Civil se desplazó hasta el lugar y detuvo a Celestino, que se limitó a decir que lo sentía. El hombre acababa de quitar la vida a la mujer que lo acogió en su casa para que no siguiera durmiendo en la calle.