La lancha ‘Freedom’ utilizada para realizar la ruta de entrada ilegal de migrantes en Mallorca. | Policía Nacional/Guardia Civil

45

La Policía Nacional detecta una nueva ruta de entrada de migrantes con ‘pateras’ de alto standing en la Isla. Agentes de la UCRIF detuvieron al patrón de una de las embarcaciones –llamada Freedom– en el puerto recreativo de Cala d’Or.

El arrestado es un argelino de 33 años y está acusado como presunto autor de un delito de favorecimiento a la inmigración ilegal.

Grupos organizados

Los investigadores detectaron la existencia de diferentes grupos organizados relacionados con el tráfico de inmigrantes desde el norte de Argelia y Balears. Dentro de la organización unos se encargaban de conseguir a los pasajeros y recibir el dinero. Por su parte, otros con conocimientos marinos, eran los responsables del manejo de la embarcación para el viaje.

En este contexto, el pasado día 29 de enero, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil interceptó una embarcación de recreo en la costa del litoral mallorquín, integrada por seis personas de origen argelino que contaban con pasaporte y que pretendían acceder a territorio nacional. Los policías verificaron que se trataba de una entrada ilegal. Tras la toma de declaración de los ocupantes de la embarcación, se pudo confirmar que uno de ellos era el responsable de gobernar la misma, formando parte de una organización que se dedica a realizar viajes en patera desde Argelia hasta este archipiélago. Se trata de una nueva modalidad de favorecimiento de inmigración ilegal, la cual ya había sido detectada anteriormente por parte de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras en diferentes puntos de la geografía del sur y sureste de nuestro país.

‘Modus operandi’

Este nuevo modus operandi consiste en organizar viajes a territorio español, burlando la correspondiente normativa de entrada en territorio Schengen.

Para ello se hacen pasar por turistas de alto poder adquisitivo entrando por puertos deportivos con lujosas embarcaciones de recreo, lo cual pueden permitirse dados los ingentes beneficios obtenidos. Los integrantes de la embarcación, según varios testigos, apuntan que pagaron unos 4.000 euros por persona, lo que supone unos beneficios de 20.000 euros por este viaje en concreto.

El juez envía a prisión al patrón detenido

El detenido es el propietario de la embarcación. El patrón ya había realizado varios trayectos con destino a diferentes puertos deportivos de la geografía española. El arrestado puso en grave peligro a los ocupantes de la embarcación, que pasaron mucho miedo ya que había mala mar y olas de varios metros. El sábado, tras prestar declaración, el juez le envió a prisión.