Cristina, de 29 años, frente a la plaza de toros de Palma. | Julio Bastida

Cristina, la mujer de 29 años y madre de una niña de corta edad ha conseguido aplazar, de forma provisional, su ingreso en prisión por robar 3.064 euros en colonias en una conocida tienda de Palma.

La acusada, que tenía que ingresar a las 18 horas del pasado lunes en el centro penitenciario de Palma, consiguió reunir todo el dinero de la multa impuesta y trasferirlo a la cuenta del juzgado. Fuentes próximas a la acusada sostienen que al final Cristina ha tenido que pagar toda la multa ella sola para tratar de eludir la cárcel.

Noticias relacionadas

Recursos

«Hemos presentado dos escritos al magistrado de Penal 8 explicando lo sucedido. También se adjuntó el comprobante de la transferencia y estamos a la espera de conocer su respuesta. Los abogados nos dicen que lo más seguro es que la decisión judicial no llegue antes del jueves», comenta Manuel Alameda ‘Mangote’, presidente de la Asociación del Pueblo Gitano. Según el relato de Cristina, hace un tiempo acudió en compañía de otras tres mujeres más a robar colonias al Müller.

«Nos fue bien la cosa y no nos pillaron. Pasé tanto miedo que dije que no iba a volver a hacerlo. Días más tarde, llegó la Policía Nacional a mi casa y me detuvieron. Parece que a las otras chicas volvieron a la tienda otro día y las pillaron robando. A partir de ese momento, miraron las cámaras y me localizaron. La policía y el juez dijeron que habíamos robados unos 3.064 euros en género y que teníamos que pagar una multa de casi 4.000 euros entre las cuatro implicadas». Las otras implicadas se desentendieron del pago y entrarán en la cárcel. Ahora, Cristina pide el perdón del juez.