La Policía Nacional se ha encargado de las detenciones. | Europa Press

14

La Policía Nacional ha detenido a dos mujeres, de 35 y 41 años, de origen boliviano, por delitos relativos a la prostitución y contra los derechos de los trabajadores por explotar a varias mujeres en tres clubes de alterne de Palma, a las que obligaban a estar disponibles las 24 horas.

Las detenciones fueron este lunes y con ellas la Policía Nacional ha dado por finalizada la «Operación Vecindario», ha informado la Jefatura Superior de Baleares en un comunicado.
La investigación se inició a raíz de diversas declaraciones ante la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) que dio lugar a indagaciones para esclarecer los hechos denunciados.

La principal investigada regentaba los tres pisos de alterne ubicados en Palma y se encargaba supuestamente de contactar con mujeres para ofrecerles un trabajo en dichos pisos, procurando que todas ellas careciesen de permiso de residencia y trabajo en España, para que de esta manera les fuera más fácil imponerles condiciones gravosas y abusivas.

La otra investigada la ayudaba, realizando funciones de encargada.

Las víctimas eran obligadas a estar disponibles para cualquier cliente las 24 horas del día, disponiendo tan solo de una hora para realizar gestiones particulares. Tenían que levantarse cada vez que llegaba un cliente, al que se mostraban para que eligiera.

Del dinero obtenido fruto de la actividad, las detenidas se quedaban la mitad, estableciendo unas condiciones completamente abusivas y consiguiendo mediante estas prácticas que las víctimas siempre se vieran de alguna manera atadas a permanecer en los pisos.