Uno de los vecinos grabó al presunto maltratador. | Redacción Sucesos

20

Varios residentes de la urbanización de Los Colibrís, en sa Torre (Llucmajor), han interpuesto una denuncia contra un vecino de la zona por maltrato animal.

En el escrito acusatorio presentado ante la Guardia Civil de Llucmajor se apunta que las agresiones al perro son frecuentes y prolongadas en el tiempo. Según los denunciantes, todo comenzó en febrero de 2020 cuando escucharon al can que no paraba de aullar porque estaba fuera del apartamento solo y cerrado. En el mes de julio, con más de 40 grados de temperatura, el dueño del animal lo dejó solo en su terraza sin agua ni comida durante varios días.

Ese día, los vecinos llamaron a la Policía Local de Llucmajor quienes acudieron al lugar y se llevaron al animal a la perrera de Son Reus. Varios testigos han declarado en sede policial que han visto claramente como el dueño del can cuando lo sacaba a pasear le propinaba fuertes golpes sin sentido alguno, ya que el perro no hacia nada malo y no se mostraba agresivo con las personas ni con otros animales.

Los denunciantes han presentado una serie de grabaciones en las que puede verse al acusado golpear de forma violenta al perro.

«Esta tarde, a las 17.30 horas, nos vamos a reunir un grupo de vecinos y de amantes de los animales en la urbanización para acudir a la vivienda del vecino y pedirle de forma amistosa que cese de maltratar al perro. Si no lo quiere, lo que tiene que hacer es cederlo», comenta una de las denunciantes.

Los vecinos se concentrarán en la calle Sant Lluc de Los Colibrís, en sa Torre.