El arresto fue practicado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía. | ALEJANDRO SEPULVEDA

34

Brutal agresión de una mujer a su marido en Palma. Agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención de una mujer, de 62 años y nacionalidad holandesa, acusada de reventar una botella a su marido en la cabeza y enviarlo al hospital.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del sábado al domingo en un domicilio ubicado en la calle Joan Mestre, en la barriada de Pere Garau. Según varios testigos, el matrimonio inició una acalorada discusión por un motivo banal.

En un momento dado, escucharon un fuerte estruendo y acudieron a la habitación de la pareja. A su llegada, los allí presentes se encontraron una escena propia de una película de terror: un hombre, tendido en el suelo inconsciente con la cabeza abierta y una herida sangrando de forma abundante. Los residentes de la vivienda taponaron la herida y alertaron a los equipos de emergencia.

Auxilio

Rápidamente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía y varias ambulancias del Servei d’Atenció Mèdica Urgent (SAMU-061) se personaron en el lugar para auxiliar a la víctima. A su llegada, el personal facultativo consiguió estabilizar al paciente y cortar la hemorragia.
Acto seguido, debido a las lesiones que presentaba y a la pérdida del conocimiento, el paciente fue trasladado hasta Son Llàtzer, donde quedó hospitalizado. Los médicos señalan en su informe que las heridas que presentaba el herido habían sido ocasionadas con una botella de cristal.

Una vez en el centro hospitalario, los agentes de la Policía Nacional tomaron declaración a la víctima. El hombre, visiblemente afectado por lo sucedido y aturdido por el golpe recibido, señaló que había sido atacado por su pareja sentimental tras mantener un discusión.

En su relato, la víctima apuntó que cuando estaba de espaldas fue atacado por su mujer con una botella de cristal que impactó en su cabeza. A partir de ahí, el hombre no recuerda nada más.

Acusada de un delito de malos tratos en el ámbito familiar

La ahora detenida se enfrenta a un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar y otro de lesiones graves. Una vez obtenidos los pertinentes informes expedidos por el área de Urgencias del hospital de Son Llàtzer, la declaración de los testigos presenciales y el testimonio de la propia víctima, se procedió al arresto de la mujer. Tras culminar las diligencias policiales, la detenida fue puesta a disposición judicial. El juez la dejó en libertad con cargos.