Previous Next
35

Las protestas de los negacionistas de la pandemia de la COVID-19 se van extendiendo por la geografía española y las realizadas durante la última noche han dado lugar a varios detenidos.

En Barcelona, quince personas han sido detenidas, dos de ellas menores de edad, y treinta personas han resultado heridas -20 agentes de los Mossos d'Esquadra, 3 guardias urbanos y siete ciudadanos- en los violentos incidentes que se registraron anoche en el centro de Barcelona.

Un grupo minoritario, que la policía catalana vincula al entorno de la extrema derecha, protagonizó la pasada noche graves incidentes en la capital catalana, al término de una manifestación celebrada en la plaza Sant Jaume contra las nuevas restricciones para frenar la propagación del coronavirus.

En declaraciones a RAC1 y Catalunya Ràdio, el director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer, ha elevado a 14 la cifra de los detenidos en los incidentes, de los cuales dos son menores de edad. Además, 23 agentes -20 de los Mossos y 3 de la Guardia Urbana- resultaron heridos, todos ellos de carácter leve, mientras que siete ciudadanos también sufrieron lesiones, de los cuales tres fueron atendidos por los servicios sanitarios en el lugar de los hechos, y otros cuatro tuvieron que ser derivados a centros médicos.

En el transcurso de estos altercados fueron saqueadas dos tiendas del centro de la ciudad, una cincuentena de contenedores ardieron y varias furgonetas de los Mossos quedaron afectadas, algunas muy dañadas, ha concretado Ferrer.

El director general de la Policía ha vinculado estos incidentes a grupos del entorno de la extrema derecha, que aprovechan el «malestar social» por las restricciones para «desestabilizar» con unos «niveles de violencia elevadísimos": «Esto no lo vamos a tolerar», ha advertido.

Ferrer ha querido, además, diferenciar a los ciudadanos que ayer, antes de los incidentes, legítimamente se manifestaron de forma pacífica para defender sus derechos de estos grupos violentos.

El director general de los Mossos ha explicado que había filtros en la plaza Sant Jaume, donde ya detectaron en la manifestación previa que algunas personas portaban material como bengalas o petardos de gran potencia, pero ha admitido que no se esperaba «este nivel de violencia».

Santander

En Santander, ocho personas han sido detenidas y un agente ha resultado herido tras una concentración de protesta contra las restricciones por el coronavirus que derivó anoche en un enfrentamiento entre los manifestantes y la Policía.

En la concentración, convocada a las 23.00 horas por las redes sociales, participaron unas 150 personas, que, según ha informado fuentes de la Policía Nacional, quemaron contenedores, causaron daños en el mobiliario urbano y lanzaron adoquines y botellas contra los agentes.

Los disturbios empezaron en la plaza del Ayuntamiento y se extendieron por las calles aledañas, mientras a los participantes en la protesta se iban uniendo más personas. En los enfrentamientos resultó herido un agente por el lanzamiento de una botella, cuyo estado no es grave, según la Policía.

Entre los ocho detenidos, siete hombres y una mujer, hay dos menores de edad.
Los disturbios finalizaron después de la medianoche, cuando empieza el toque de queda en Cantabria, cerrada perimetralmente desde el jueves por la noche.

Zaragoza

En Zaragoza, la Policía Nacional ha detenido a cinco personas que han participado este viernes, sobre las 23.00 horas, en una protesta negacionista, en contra del toque de queda, que entró en vigor el pasado domingo, 25 de octubre y que supone el confinamiento nocturno en todo el territorio nacional, salvo Canarias, entre las 23.00 y las 06.00 horas.

Según fuentes policiales, se han concentrado en la plaza de España unas 80 personas y se ha producido la quema de contenedores en las calles San Ignacio de Loyola y Azoque, «aunque se está investigando si los incendios provocados tienen relación con la concentración».

Agentes del Cuerpo han procedido a la detención de un hombre «que intentaba quemar una papelera» y de otras cuatro personas. La Policía continúa con las investigaciones de los hechos.

Valencia

Un total de siete personas, entre ellas un menor de edad, han sido detenidas tras participar en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia en una protesta no autorizada contra las medidas del Gobierno para frenar la pandemia, que se saldó con altercados y cinco agentes de la Policía Nacional heridos.

La concentración congregó a unas 70 personas y, según han explicado fuentes policiales, algunas de los participantes no portaban mascarilla ni respetaban la distancia social necesaria para prevenir los contagios de coronavirus.

Los hechos ocurrieron en torno a las 21 horas de la noche del viernes, cuando una llamada al 091 alertó a los agentes de que se estaba produciendo una protesta en la Plaza del Ayuntamiento con cánticos y pancartas en contra de las medidas de prevención de la COVID-19.

Efectivos de la Policía Nacional acudieron a la plaza, donde encontraron a cerca de 70 personas, algunas de ellas encapuchadas, que gritaban mensajes como «libertad», «sois unos perros» y «os vamos a reventar».

Al parecer, uno de los participantes en la protesta se acercó a un agente para presuntamente increparle. Agentes indicaron a los participantes que se encontraban en una concentración no comunicada y que algunos no guardaban distancias de seguridad ni portaban mascarillas.

Según fuentes policiales, en ese momento algunos de los asistentes empezaron a lanzar huevos y latas de cerveza a los agentes, a la vez que los amenazaban e insultaban.
Al parecer, algunos participantes llegaron a empujar y propinar puñetazos a los agentes. Finalmente, la protesta terminó con siete personas detenidas, de entre 21 y 27 años aunque uno de ellos es menor de edad. Cinco policías resultaron lesionados, según las mismas fuentes.

Burgos

En el barrio de Gamonal, en Burgos, se vivió una de las escenas más impactantes de la noche. Más de un centenar de personas cargaron contra los cuerpos de policía que se vieron obligados a retroceder. Al finalizar la manifestación una parte de los congregados cortaron la circulación en la calle Vitoria del barrio de Gamonal y comenzaron a tirar piedras y adoquines. También se quemaron contenedores.