Previous Next
84

La noche loca de un grupo de seis menores le ha salido cara al RCD Mallorca. Los adolescentes, de edades comprendidas entre los 16 y 17 años, asaltaron en la medianoche de este sábado el Estadi de Son Moix y derraparon sobre el césped con una furgoneta y un tractor, hasta que fueron detenidos por la Policía Nacional. El campo, en algunos tramos, ha quedado impracticable.

Sobre las doce y media una pandilla de chicos consiguió colarse en las instalaciones deportivas del equipo de fútbol. Lo que no sabían es que el recinto está protegido por una alarma de seguridad, y los vigilantes alertaron a la Jefatura palmesana de la presencia de intrusos.

Los primeros en llegar fueron los encargados de la seguridad privada, que descubrieron que los chicos se habían apropiado de una furgoneta y un tractor del club, y que estaba conduciendo a lo loco sobre el césped, realizando trompos y derrapando. La Policía Nacional llegó al poco tiempo y entre todos emprendieron la persecución de los delincuentes, que se dieron a la fuga en distintas direcciones, para dificultar su detención.

Dos de ellos fueron arrestados allí mismo, y los otros cuatro consiguieron salir del campo y se desperdigaron en dirección a La Vileta y el polígono de Can Valero. Sin embargo, era de noche y el movimiento en la zona era casi nulo, por lo que enseguida fueron detectados y arrestados. Fueron identificados y se confirmó que se trataba de menores de edad, por lo que quedaron a disposición de la Fiscalía de Menores.

El RCD Mallorca juega este domingo en Lugo, pero desde el club se informó a la policía que los daños en el césped son cuantiosos y que algunos tramos están impracticables, por lo que tendrán que ser reparados antes del siguiente partido de Liga en Palma. Los acusados, debido a su edad, han quedado en libertad, pero sus padres deberán hacer frente a los daños económicos que han ocasionado.