El acusado durante el juicio que tuvo lugar en una sala del juzgado de lo Penal 3 de Palma. | Guillermo Esteban

16

El ‘tironero’ que provocó la muerte de una mujer en Manacor en 2018 ha aceptado una condena de 12 años de cárcel. Jamal Lamalmi, de origen marroquí, se declaró culpable ayer en el juicio de un delito de homicidio imprudente, cuatro robos con violencia y otro en casa habitada.

El juez tuvo en cuenta las atenuantes de confesión, toxifrenia y reparación del daño, así como las agravantes de reincidencia y de disfraz. El procesado ha consignado 1.000 euros para una de las perjudicadas, pero tendrá que indemnizar al marido de la fallecida con más de 113.000 por los daños morales ocasionados. María Ruiz tenía 61 años.

La oleada de robos empezó el 31 de octubre. El acusado se dirigió a un domicilio y rompió una de las ventanas para acceder al interior. Una vez dentro se apoderó de dos televisores, una bicicleta de montaña y cuatro relojes. La bici y los relojes fueron recuperados posteriormente por la Policía Nacional y se los entregaron a sus propietarios.

El 2 de noviembre por la mañana, el joven circulaba en bicicleta con la cabeza cubierta por una capucha cuando se acercó a una anciana de 81 años que caminaba por la plaza Santa Catalina. La abordó por la espalda, le arrancó el bolso de un tirón y huyó. Ese mismo día, sobre las 19.00 horas, asaltó a María Ruiz cuando caminaba por la calle Manuel Morales. Arrancó su bolso de un tirón y se dio a la fuga. La víctima cayó y se golpeó la cabeza contra el suelo. Sufrió un traumatismo craneoencefálico grave con afectación a todas las estructuras del cráneo. La mujer falleció dos días después en el hospital a consecuencia de las graves lesiones.

Jamal Lamalmi volvió a actuar el 3 de noviembre. Se acercó a una mujer en la calle Econom Pere Bonnin y, tras forcejear, le quitó el bolso y escapó corriendo. La víctima sufrió heridas. Media hora después perpetró su último golpe en el Paseo del Ferrocarril. Iba a bordo de una bicicleta y arrebató el bolso a una mujer de 70 años por la espalda.

Un adicto a la cocaína que perpetró cinco robos en cuatro días en Manacor

Jamal Lamalmi confesó los robos en el juzgado de Manacor tras ser detenido. El joven explicó que sufría adicción a la cocaína y que perdió su trabajo como jardinero por su grave dependencia de la droga.

El juez tuvo en cuenta la atenuante de toxifrenia este jueves en el juicio porque el acusado cometió los hechos por su adicción a las sustancias. La abogada de la defensa llegó a un acuerdo con la fiscal y con la letrada de una de las perjudicadas. La Fiscalía reclamaba al inicio del proceso una pena de 28 años de prisión.