El presunto agresor, custodiado por un policía, el martes pasado en los juzgados de Palma. | A. Sepúlveda

12

La mujer que sufrió una brutal paliza de su marido agonizaba en el suelo de la cocina del piso de Son Cotoner (Palma) cuando le pidió que llamara a una ambulancia. El presunto agresor, José Ignacio Blesa, de 55 años y nacionalidad española, se negó y le respondió: «Ojalá te mueras». La víctima, de 52 y origen sueco, estaba consciente cuando llegaron los policías. El matrimonio vivía con el propietario del piso desde hacía cuatro días. El hombre conoce al detenido desde hace 20 años porque coincidieron en Proyecto Hombre.

José Ignacio Blesa quedó detenido, tal y como adelantó Ultima Hora, y el martes pasado por la tarde fue trasladado ante la jueza titular de Instrucción número 4 de Palma, que estaba en funciones de guardia. Una forense exploró al hombre a petición de su abogado, Javier Llop, porque presentaba lesiones en una ceja, en las muñecas, en un brazo y en una rodilla. La médico también valoró su estado mental.

El hombre solo respondió a las preguntas de su defensa y dijo que sufre un trastorno mental y que ve cosas raras. La magistrada ordenó su ingreso en prisión y le acusa de delitos de tentativa de homicidio con la circunstancia agravante de parentesco y lesiones. La mujer continuaba este miércoles ingresada en estado crítico en la UCI del hospital Son Espases.

La agresión tuvo lugar a las 9.50 horas del lunes en un piso de la calle Joan Muntaner Bujosa en el que el matrimonio vivía desde hacía cuatro días. El propietario de la vivienda explicó a la Policía Nacional que la pareja discutió porque supuestamente la mujer exigía al hombre que le devolviera su móvil. El agresor se negó y le dio un guantazo en la cara que provocó que la víctima cayera de la silla al suelo. José Ignacio Blesa continuó dándole puñetazos. La perjudicada estuvo 20 minutos en el suelo hasta que pudo levantarse e ir a la cocina.

Noticias relacionadas

Una vez allí, se topó de nuevo con su marido, que aprovechó que la mujer se agachó para darle una fuerte patada. El arrestado tiene numerosos antecedentes por distintos delitos, entre ellos una agresión sexual. En 2019 ya fue condenado por malos tratos a su mujer. Un juzgado de Palma le impuso una orden de alejamiento de su pareja durante seis meses.

La delegada del Gobierno, Aina Calvo, condena la agresión machista

La delegada del Gobierno en Baleares, Aina Calvo, condenó la agresión machista. «Fue un ataque violento a base de patadas y golpes en el cráneo. El hombre tenía una orden de alejamiento que había finalizado en 2019 y actualmente habían reanudado la convivencia. Son unos hechos desgarradores», lamentó.

El dueño del piso en el que vivía la pareja explicó que son matrimonio desde hace 7 años y que estuvieron residiendo en otro domicilio como okupas.

(Teléfono de ayuda a las víctimas de violencia de género 016. Servicio 24 Horas de IBDONA 971 178989)