La mujer fue atendida en el PAC. | Europa Press

20

El violento gato del Coll d’en Rabassa que atacó a varios miembros de una familia había sido tratado en una clínica veterinaria con hormonas para tratar de frenar su agresividad.

Fuentes próximas al caso han confirmado a Ultima Hora que el felino era un animal muy territorial y que, tiempo atrás, había ocasionado algunos problemas de comportamiento con su familia de acogida.

Noticias relacionadas

Sus dueñas, muy preocupadas por el comportamiento del animal decidieron acudir a un veterinario para que les asesorara sobre esa cuestión. El profesional les recomendó administrarle unas hormonas para aminorar su comportamiento violento. Al parecer el tratamiento al que fue sometido el animal no surgió el efecto deseado.

Hace unos días, en la calle Jacob Sureda, del Coll d’en Rabassa, la propietaria de un felino llamó, muy nerviosa y alertada, a los equipos de emergencia alertando de que su gato se había vuelto totalmente loco y estaba atacando a todos los miembros de su familia. Finalmente, fue el marido de una de las víctimas quien tuvo que llevar a su esposa a Urgencias del PAC de la zona para que fuera atendida por las lesiones. El gato permanece en cuarentena en la perrera de Son Reus. La familia está muy afectada por lo sucedido dado que son personas que aman a los animales.