Agentes de la UFAM de la Policía Nacional, al frente de la investigación del caso. | ALEJANDRO SEPULVEDA

46

Agentes de la UFAM (Unidad de Familia y Mujer) del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de una mujer, de 34 años, nacionalidad española y múltiples antecedentes policiales, por un presunto delito de maltrato en el ámbito familiar.

Según información a la que ha tenido acceso Ultima Hora los hechos se remontan al pasado viernes día 5 de junio. En torno a las 17.30 horas, un niño -de unos 11 años de edad- llamó al teléfono de emergencias del 112 alertando de que había sido víctima de una paliza por parte de su progenitora. Rápidamente, varias patrullas se desplazaron hasta el lugar y se entrevistaron con la abuela del menor y atendieron al pequeño de las lesiones que presentaba. La víctima presentaba una herida sangrante en la nariz y contusiones visibles por algunas partes del cuerpo.

Protección del menor

Con la intención de proteger la identidad de las víctimas, en esta información se omite de forma intencionada el facilitar datos personales y ubicación del lugar donde sucedieron los hechos para no perjudicar a los menores implicados. Todo apunta a que el niño logró contactar por mensaje con la actual pareja sentimental de su madre y le pidió que no se fuera a vivir con ella. La ahora detenida logró interceptar el mensaje y, visiblemente enfurecida, se desplazó hasta donde residen los niños (casa de sus abuelos) y le propinó una paliza. La progenitora lanzó puñetazos y patadas a los pequeños e incluso trató, sin éxito, de coger una barra de hierro para ‘reventar’ a su hijo. Afortunadamente y a pesar de sus esfuerzos, no consiguió sacar la barra metálica.

Acto seguido, agentes especializados de la UFAM se hicieron cargo de la investigación y descubrieron que la violencia ejercida sobre su hijo no era un hecho aislado. La niña, de 10 años, también había sido agredida en anteriores ocasiones.

La arrestada cuenta con múltiples antecedentes por lesiones y robos

La detenida no es una madre ejemplar. Además de tener varias denuncias por lesiones, robos, hurtos etc... los niños viven con su abuela. La acusada, es una mujer de 34 años muy violenta y ejerce de forma periódica una violencia extrema sobre sus hijos menores de edad. Las declaraciones de los pequeños son aterradoras. Ante estos nuevos acontecimientos, la UFAM (Unidad de Familia y de Mujer) ha realizado un informe a la autoridad judicial solicitando amparo para los niños.