Agentes de la Policía Local de Palma y del Cuerpo Nacional de Policía, al frente del caso. | A. Sepúlveda

6

Detenido por besar en los labios sin su consentimiento a un mujer a la que conoció el mismo día, cogerla fuertemente de las muñecas y morderle los pechos. Agentes de la Policía Local de Palma procedieron al arresto de Antonio R.G., de 38 años y nacionalidad española, por un presunto delito de contra la libertad e intimidad sexual.

Los hechos se remontan a las 10 de la mañana del pasado sábado. Una llamada a la sala del 092 comunica que se estaba produciendo una pelea, en la que se hallaban implicadas varias personas, empleando armas blancas.

Personados en el lugar, los agentes observaron a una mujer que se asomaba por una de las ventanas y requería a gritos la presencia policial. Cuando los funcionarios policiales entraron en la finca, la mujer bajó rápidamente las escaleras para dirigirse hacia ellos pidiéndoles ayuda. La víctima estaba llorando y muy nerviosa. Pasados unos minutos, la mujer relató que la noche anterior se había personado en el domicilio, junto a su hijo de 10 años, ya que conocía al dueño de la vivienda.

El ahora detenido, persona a la cual había conocido ese mismo día, comenzó a besarla en los labios sin su consentimiento, la cogió fuertemente de las muñecas a la vez que mordía los pechos. También manifestó que el sospechoso le había arrojado una botella de champán, la cual no impactó contra ella.

Seguidamente, ella se refugió en el baño, momento en que aprovechó para requerir la presencia policial. Durante es tiempo, el hombre no cesó de golpear la puerta con la intención de entrar. Los agentes comprobaron que la mujer tenía arañazos en los dos antebrazos, muñecas y un hematoma en el muslo derecho. La víctima estaba atemorizada y le costaba articular palabra.

El varón, manifestó que lo dicho por la mujer era mentira y que había sido ella que le había agredido a él con un puñetazo en el labio. La Policía Nacional, está al frente de la investigación de los hechos.