La Policía Nacional detuvo a un hombre de 36 años que cruzó su furgoneta en el Paseo Marítimo de Palma. | Europa Press

8

Continúan las detenciones por incumplir las restricciones del decreto de estado de alarma por la pandemia de coronavirus. De las once personas que fueron detenidas estas últimas 24 horas, una fue arrestada después de cruzar una furgoneta en los tres carriles del Paseo Marítimo de Palma e impedir la circulación de vehículos.

Los hechos ocurrieron sobre las dos del mediodía. El ciudadano, de gran corpulencia, se hallaba fuera de sí y se abalanzó sobre los agentes. Tuvo que ser reducido ya que ofreció una gran resistencia.

Otros detenidos

En Mallorca, la Guardia Civil interceptó a un ciudadano la madrugada de este viernes después de que este huyera corriendo por varias calles del Port de Pollença al ver a los agentes. Finalmente fue alcanzado y detenido por resistencia y desobediencia.

Por su parte, la Policía Local de Pollença arrestó en la madrugada de este viernes a un hombre tras sorprenderle cuando circulaba en bicicleta. El ciclista trató de agredir a los agentes, por lo que se procedió a su detención por atentado a la autoridad.

En Palma, la Policía Local sorprendió este jueves por la tarde a una pareja de jóvenes de 18 y 21 años cuando salía del Parc de la Mar. Ambos se hallaban en la vía pública sin causa justificada. Los agentes comprobaron que al muchacho le constaban cinco actas anteriores por desobediencia y a ella, tres. Ambos fueron detenidos. Horas después, la Policía Local de Palma arrestó a un hombre de 49 años que increpaba a los transeúntes en la zona de las Avenidas. El ciudadano se hallaba muy alterado y empezó a gritar, insultar y amenazar a los agentes con una botella de cristal de cerveza. Trató de darse a la fuga, pero fue retenido. Había sido denunciado tres veces por desobediencia.

La Policía Local de Palma detuvo a un peatón de 40 años la pasada madrugada cuando caminaba por la calle Aragó. Le constaban seis actas anteriores por desobediencia. Alegó que llevaba comida a casa de su hermano.

Por su parte, la Policía Nacional arrestó a otras cuatro personas en Palma por incumplir las restricciones del estado de alarma. Los agentes interceptaron este jueves por la tarde a tres conductores, dos hombres y una mujer de 39 años, cuando se hallaban en los alrededores del poblado de Son Banya. La mujer había sido denunciada ocho veces por desobediencia y uno de los ciudadanos, en otras dos ocasiones. El tercer conductor, que llevaba como pasajera a una mujer con la que no convivía, había sido propuesto para sanción 12 veces y le constaba un arresto del día anterior. Los tres ciudadanos acabaron detenidos.

Por último, la Policía Nacional arrestó la madrugada de este viernes a un joven de 19 años, con dos denuncias anteriores, después de ser sorprendido en el portal de un edificio en Son Gotleu con una pequeña cantidad de marihuana. El muchacho se mostró desafiante e increpó a los agentes, quienes le propusieron para sanción y le intervinieron la droga.