Los jueces avalan las detenciones y actuaciones de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. | A. Sepúlveda

24

La Audiencia Provincial de Palma avala las detenciones policiales practicadas hasta la fecha por la policía por romper el confinamiento durante el estado de alarma.

Mantenidos los pertinentes contactos entre la Jefatura Superior de Policía y el órgano judicial, los jueces entienden la dificultad de decretar prisión provisional, en función al delito de desobediencia, dado que las penas son bajas y precisan para sostenerse de la reiteración delictiva. Por consiguiente, no se trata de un tema policial.

Los magistrados han remitido a la Jefatura una serie de indicaciones básicas que los mandos policiales han transmitido por escrito a todas las comisarías. En las mismas se explica que cuando se intercepte a alguien incumpliendo el confinamiento, se le propondrá para sanción administrativa. Los policías indicarán al infractor la obligatoriedad de volver a su domicilio, del que solo se podrá salir por causa justificada. Dicha advertencia se incluirá en el acta de denuncia para que quede constancia formal y quede enterada la persona infractora.

Noticias relacionadas

La segunda vez que se intercepte a esa persona incumpliendo el confinamiento se actuará de forma idéntica a la primera, haciéndole las mismas observaciones. La tercera vez, cabe ya la detención, tramitándose un atestado al que se adjuntarán copia de las actas o boletines de denuncia anteriores sobre dicha persona. En este caso, pasará a disposición judicial, quedará en libertad con cargos y se le advertirá de la obligación de presentarse ante el juez cuando sea requerido.

La cuarta vez y sucesivas, se procederá a su detención, confeccionándose un atestado y toda la documentación anterior. Con toda esta documentación, volverá a pasar a disposición del juez, que ya decidirá sobre su comportamiento. Un caso distinto es cuando el arrestado ejerza resistencia activa o se llegue al atentado. Entonces, el tipo penal es distinto y de momento se debe actuar como se viene haciendo hasta la fecha.

La puesta en libertad de un preso generó gran confusión

La puesta en libertad de un detenido en prisión preventiva por romper varias veces las indicaciones del estado de alarma generó una gran confusión en la policía. El auto de la Audiencia sostenía que era muy dudosa la existencia de un delito de desobediencia grave por romper el confinamiento y establecía que, antes de iniciar la vía penal, debían ponerse en marcha las sanciones administrativas. Esta instrucción de la Audiencia precisa ahora aquella sentencia.