Los cuatro acusados y el intérprete, de azul claro, durante el juicio. | Alejandro Sepúlveda

7

La Audiencia Provincial de Palma condenó este martes a cuatro hombres por vender marihuana y cocaína en s’Arenal en verano de 2018. Los acusados, de origen senegalés, confesaron los hechos y aceptaron un año y medio de cárcel cada uno por un delito de tráfico de drogas y sendas multas de 497,80 euros.

El tribunal de la Sección Primera acordó la suspensión de la pena de prisión por plazo de tres años para todos excepto para uno de ellos, que serán cinco porque ya tiene una condena de 2018 por el mismo delito. En esos periodos de tiempo no podrán volver a delinquir y si lo hacen ingresarán en la cárcel.

Los cuatro enjuiciados, asistidos por un intérprete de wólof, reconocieron que traficaron con droga la noche del 7 de julio de 2018 en la calle Pare Bartomeu Salvà. Los vendedores se dirigían a los viandantes ofreciéndoles cocaína y marihuana. Una dotación de la Policía Nacional que iba de paisano comprobó cómo hacían el pase de la droga. Colocaban a los clientes una pulsera y les decían que esperaran en el lugar mientras alguno de los acusados se dirigía hasta un muro junto a unos contenedores donde guardaban las sustancias estupefacientes.

Los agentes interceptaron a dos de los compradores. Uno de ellos era un turista italiano que tenía una papelina de 0,3 gramos de cocaína. Otro comprador era un hombre alemán que adquirió 0,4 gramos de esa sustancia.

Los policías encontraron en el muro junto a los contenedores 19 envoltorios blancos sellados con 6 gramos de cocaína, valorada en 635 euros, y 30 bolsitas con 50 gramos de marihuana, cuyo precio en el mercado ilícito asciende a 269 euros.