Imagen de una operación policial en Son Gotleu. | A. Sepúlveda

12

La Policía Nacional ha detenido a dos hermanos del clan de 'Los Rochos' por el apuñalamiento de un joven hace unos días en la barriada palmesana de Son Gotleu.

A primera hora de la mañana de este martes, más de una veintena de familiares y amigos se concentraban a las puertas de la Jefatura de Policía, en la calle Simó Ballester, para ofrecer apoyo moral a los arrestados.

Según el testimonio de algunos de ellos, apuntan que la víctima -que se encuentra en el hospital- fue al domicilio de los ahora detenidos para recriminarle «algunas cosillas sin importancia de convivencia». Por otro lado, fuentes a las que ha tenido acceso Ultima Hora, ofrecen una versión muy distinta y señalan que el enfrentamiento se produjo por un tema de drogas.

La agresión se produjo el pasado jueves, en torno a las 23 horas, en la calle Tomás Rullán. A la llegada de los equipos de emergencia se encontraron a un joven de unos 26 años tendido en el suelo y sangrando de forma abundante. El chico presentaba un puñalada en el abdomen. En un primer momento, los facultativos desplazados al lugar atendieron a la víctima, pero tras estabilizarle se trasladó de forma urgente a la Unidad de Cuidados Intesinvos (UCI) de Son Espases. Su pronóstico era muy grave.

Noticias relacionadas

Unas horas más tarde, la víctima era sometida a una intervención quirúrgica. Su estado sigue siendo grave.

El Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía se hizo cargo de la investigación de los hechos y, unas horas más tarde de producirse la brutal agresión, los agentes ya tenían a los sospechosos identificados. Acto seguido, se inició una exhaustiva búsqueda de los dos autores materiales. En la mañana de este martes, se procedió a la detención de los dos hermanos.

«La Policía Nacional dice que mientras que uno lo sujetaba por la espalda el otro le apuñaló, pero no es verdad. Lo que pasó es que el moro vino a pegarles y se tuvieron que defender», apuntan algunos allegados.

Por su parte, el hermetismo policial es máximo y desde el Gabinete de Comunicación de la Jefatura no se facilitará información sobre el tema hasta que el caso esté cerrado para no entorpecer la investigación.