Decenas de jóvenes acceden a la Intermodal para practicar sexo o pelearse. | Redacción Sucesos

El Govern balear, a través de su director general de Transports, Jaume Mateu, se ha comprometido a dotar de mejores herramientas, sistemas de seguridad y aumentar los vigilantes de la estación Intermodal para evitar incidentes y sexo en los baños.

En una reunión mantenida con Sebastián Oliver, presidente del sindicato Espartanos, Jaume Mateu se mostró partidario de aumentar el número de vigilantes que prestan servicio en el recinto. En el nuevo pliego de condiciones -que saldrá en el mes de junio- una de las propuestas que se está estudiando es duplicar el número de vigilantes. Es decir, pasar de uno a dos por turno.

Noticias relacionadas

Del mismo modo, también apuestan a que el personal de seguridad de la estación de autobuses porten spray de gel para poder defenderse cuando tengan que enfrentarse a más de un agresor. Del mismo modo, también se está analizando la posibilidad de dotar de tablets de dotación a los vigilantes desde donde poder visualizar las cámaras del recinto y así poder actuar rápidamente ante una agresión o un robo.

De esta forma, el Govern apuesta por la erradicación de actos violentos, peleas, trapicheos y, muy especialmente, luchar contra las mafias de prostitución -en muchos casos con menores de edad- que ejercen sus servicios sexuales en los baños de la Intermodal.

«Esperamos que todo lo prometido no se quede en palabras y que el Govern cumpla su palabra. No se puede permitir que niñas y niños, muchos de ellos fugados de centros tutelados o de internamiento, acaben practicando sexo en los baños por dinero», concluye Sebastián Oliver.