Una suicida se lanza desde un puente y provoca un accidente en la autopista de Llucmajor

| | Palma |

Valorar:
preload
Una mujer ha saltado a la autopista y ha sido alcanzada por uno de los vehículos, que ha acabado volcando.

Una mujer ha saltado a la autopista y ha sido alcanzada por uno de los vehículos, que ha acabado volcando.

27-01-2020M. À. Cañellas

Accidente mortal en la autopista de Llucmajor. Pasaban unos minutos de las siete y media de la mañana de este lunes cuando los equipos de emergencia comenzaron a recibir un aluvión de llamadas alertando de un accidente en la MA-19, justo a la altura de la salida del Coll d’en Rabassa, justo en el puente del centro comercial Fan Mallorca.

Una mujer, de nacionalidad española y 35 años de edad, se quitaba la vida voluntariamente provocando a su vez un aparatoso accidente de tráfico con cuatro vehículos implicados. La secuencia de los hechos, según información oficial, fue la siguiente. La mujer se lanza al vacío desde una altura aproximada de unos cinco metros cayendo sobre un turismo que circulaba correctamente por la autopista y en cuyo interior viajaba una madre con su hija. Fruto del impacto, la conductora dio un volantazo, perdió el control del turismo y volcó.

Dos coches más que le precedían, al percatarse de la situación activaron el mecanismo de frenado, pero acabaron colisionando entre ellos. Finalmente, un cuarto turismo acabó arremetiendo contra la suicida arrastrándola varios metros sobre el asfalto. La víctima mortal, identificada como Diana B. F., era natural de Galicia, pero residía en Palma desde hacía varios años.

Auxilio

Rápidamente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía, Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Bombers de Palma y hasta cuatro ambulancias del Servei d’Atenció Mèdica Urgent (SAMU-061) se personaron en el lugar para auxiliar a las víctimas e iniciar la investigación de lo sucedido.

A su llegada, los equipos de emergencia localizaron a las dos mujeres del turismo volcado y, con ayuda de los bomberos, lograron rescatar a las víctimas. Tras realizar una primera evaluación y curas iniciales en el lugar, los falcultativos responsables del operativo médico ordenaron el traslado de las dos pacientes hasta un centro hospitalario. El pronóstico inicial de las heridas era reservado, pero no se temía por su vida.

La peor parte se la llevó la suicida que, a pesar de los esfuerzos de los sanitarios, las graves lesiones que presentaban eran incompatibles con la vida. Unos minutos más tarde, lo único que pudieron hacer los médicos fue certificar su muerte.

El accidente se produjo en una de las arterias principales de entrada a la capital balear y en hora punta. Este hecho generó un atasco monumental y colas kilométricas que se prolongaron durante prácticamente toda la mañana. Al tratarse de un suicidio, fue el Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía quienes se hicieron cargo de la investigación. También participaron activamente la Unidad de Policía Científica y patrullas de la Brigada de Seguridad Ciudadana. Por otra parte, en la autopista fueron los agentes de Tráfico de la Guardia Civil los encargados de la regulación de la circulación y de marcar un perímetro de seguridad para que los equipos de emergencia pudieran trabajar de forma segura.

Unas horas más tarde, el juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver. Uno de los momentos de mayor tensión tuvo lugar cuando algunos de los testigos y muy especialmente los conductores y ocupantes que viajaban en los vehículos implicados en el siniestro sufrieron una crisis de ansiedad. Además de la intervención médica de las ambulancias, también fue necesaria la presencia de psicólogos activados por el 112.

De forma simultánea, los agentes del Grupo de Homicidios llegaron a la escena del suceso e iniciaron sus primeras pesquisas. Tras solicitar las cámaras de seguridad de las zonas colindantes y tomar declaración a todos los testigos presenciales de lo hechos, informaron a sus superiores de que la causa de la muerte de la mujer fue por suicidio y que no existió la presencia de terceras personas ni mano criminal en la muerte.

Psicólogos

«No existe un perfil claro de persona o de motivos por los que se producen los suicidios en Balears. Es verdad que hemos detectado un aumento muy significado de personas que se quitan la vida de forma voluntaria entre jóvenes y adolescentes», apunta Javier Torres, decano del Colegio Oficial de Psicología de las Islas Baleares. Para el máximo responsable de los psicólogos, «cada suicidio es un mundo y una casuística distinta y merecería un estudio en profundidad. Dicho esto, los psicólogos hemos detectado que los motivos más frecuentes son los relacionados con temas económicos, conflictividad de pareja o situaciones laborales», señala Torres.

«La persona que se suicida es porque está en una situación límite. En ningún momento se para a pensar en las consecuencias y lo único que le interesa es dejar de sufrir y que la gente que le rodea también deje de sufrir», concluye. Para el decano de los psicólogos de Balears es necesario «la implantación de la autopsia psicológica para poder conocer qué sucedió en su vida un año antes de su muerte».

Psicólogos del 112

«No es una situación fácil de digerir. Circulas correctamente por la autopista y, de repente, te llueve del cielo un cuerpo. Ha sido algo terrible». Esta era la declaración de uno de los conductores que se vieron implicados en el trágico suceso registrado ayer en la autopista de Llucmajor. La situación fue tan dura que el Servei d’Emergències del 112 tuvo que activar varios psicólogos para atender a los testigos y conductores afectados.

Muchos de ellos, se encontraron con un panorama muy desagradable. Se vivieron momentos de tensión y muchos de los presentes no dejaban de llorar desconsoladamente. Los psicólogos trabajaron con ellos durante varias horas e intentaron que asimilaran, de la mejor manera posible, el episodio dramático que acababan de presenciar. Su ayuda fue determinante, según los expertos.

Aluvión de llamadas a los equipos de emergencia y desesperación

Entre las 7.35 y las 8.00 horas de la mañana de este lunes, los equipos de emergencia recibieron un aluvión de llamadas. Fueron muchos los conductores y testigos que se pusieron en contacto con las diferentes centrales policiales y de emergencias para informar de lo sucedido.

Estas llamadas también se prolongaron durante toda la mañana para solicitar información sobre las colas kilométricas que afectaban a la autopista.