Uno de los arrestados, entrando en el juzgado. | Alejandro Sepúlveda

Los narcos mallorquines se modernizan. Los investigadores policiales han descubierto ciertas similitudes entre el grupo criminal desarticulado durante la ‘operación Palmera’ y los narcos que operan en el Estrecho. Durante la entrada y registros practicados en Palma, Marratxí y Sencelles, los funcionarios policiales descubrieron ‘pisos guardería’ y sofisticados sistemas de tratamiento de la droga.

A la una de la madrugada del sábado los agentes comenzaron los registros, que se prolongaron más de 70 horas, en Sencelles, Marratxí y Palma, con la incautación y desmantelamiento de varias plantaciones de marihuana y tratamiento de las sustancias, procediendo a la detención de los tres presuntos autores por varios delitos de tráfico de drogas.

Noticias relacionadas

La operación se salda con la aprehensión de cerca de 100 kilos de hachís, más de 200 kilos de marihuana, alrededor de 1.000 plantas de marihuana en la que para los investigadores es la más sofisticada plantación indoor conocida en lo que va de año y anteriores. Esta afirmación viene avalada porque los recursos empleados por los narcos son de última generación y la infraestructura desmantelada alcanzaba un valor de más de 50.000 euros. También se incautaron dos vehículos intervenidos de alta gama.

Los policías consideran que con esta actuación se pone fin al movimiento de grandes cantidades de droga por esta organización, así como la implantación de un sistema de actuación típico del Estrecho o Algeciras. Con este duro golpe a la organización criminal se imposibilita el abastecimiento en cadena de pequeños puntos de sustancia estupefaciente de Palma y otras localidades de la Isla.

La estrecha colaboración entre el Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local de Palma continúa con los grandes resultados en materia de eliminación del menudeo. Este trabajo conjunto que se viene desarrollando desde hace meses ha conseguido «más de 90 actuaciones conjuntas tendentes a dar respuesta rápida a las inquietudes ciudadanas sobre el tráfico de droga a pequeña escala en barrios y barriadas», apunta la Jefatura en un comunicado.